martes, 26 de julio de 2011

buckyballs - small magnets


"Juguetes de escritorio nunca han sido lo mío. Cuando necesito distracción de mi trabajo delante de un ordenador, me tire de la tableta de dibujo y empezar a hacer garabatos. O salgo de la mesa por completo y hacer otra cosa. La primera vez que agarró...
el ahold de un montón de fullerenos, sin embargo, he encontrado una tercera opción para mi distracción ocasional.

Antes de que alguien me diera mi primer juego de fullerenos, yo ni siquiera sabía lo que eran. Después abrí la caja, de hecho, lo único que hice fue buscar en los contenidos, preguntándose qué demonios se suponía que debía hacer con estos objetos redondos agrupados.

Después de una búsqueda rápida en internet, me enteré de que en realidad son Buckyballs imanes muy pequeños rara la tierra, que resultan ser la molécula más redondas y simétricas más grandes conocidos por el hombre. Debido a su forma y propiedades magnéticas, puede prisa en racimos, a continuación, girar ellos en un sinnúmero de formas creativas. Utilizando varias pelotas (la que se produjo en un conjunto de 216), se puede armar prácticamente cualquier forma - de las esferas y cubos simples a complejos patrones altamente involucrados.

Jugando con las esferas magnéticas de 5 mm es como construir con Lego, con la excepción mucho más simple para ser creativo con y mucho más flexible en las cosas que usted puede hacer. De hecho, es mi go-to juguete escritorio cada vez que estoy en una conferencia telefónica Skype - hace que incluso la más aburrida reuniones al instante tolerable. Además, cuando alguien le pregunta por qué no ha dicho una sola palabra durante una reunión, que ha de inmediato dieron la mejor respuesta en lata: "Estoy jugando con mis pelotas ¿Quieres ver.?"


Desktop toys have never been my thing.  When I need distraction from my work in front of a computer, I pull the drawing tablet and start doodling.  Or I leave the desk altogether and do something else.  The first time I grabbed ahold of a bunch of Buckyballs, however, I found a third option for my occasional distraction.
Before someone gave me my first set of  Buckyballs, I didn't even know what they were. After I opened the box, in fact, all I did was look at the contents, wondering what the hell I was supposed to do with these bunched up round objects.
After a quick internet search, I found out that Buckyballs are actually very tiny rare earth magnets, which happen to be the roundest and most symmetrical large molecule known to man.  Because of their shape and magnetic properties, you can hustle them up in bunches, then twist them into an endless number of creative forms.  Using multiple balls (the one I got came in a set of 216), you can put together practically any shape -- from simple spheres and cubes to highly-involved complex patterns.
Playing with the 5mm magnetic spheres is like building with Lego, except far simpler to  get creative with and a lot more flexible in the things you can do.  In fact, it's my go-to desk toy every time I'm on a Skype conference call  -- makes even the dullest meetings instantly tolerable.  Plus, when somebody asks why you haven't uttered a single word during a meeting, you've immediately got the best canned response: "I'm playing with my balls.  Wanna watch?"